TE AYUDAMOS ? - Atencion ONLINE

Gastronomia     Servicios     Alojamiento    Mapas

HISTORIA Y TRADICION


San José de Jáchal se encuentra al norte de la Provovincia de San Juan y es conocida por su producción agrícola, especialmente tomates y ajos


DEPARTAMENTO JACHAL


A sólo 157 km al norte de la ciudad de San Juan se halla Jáchal, pueblo deseoso de preservar sus tradiciones, traducidas en la conservación de las costumbres y cantos populares que año tras año se expresan en la Fiesta de la Tradición.

Fundada en 1751, la histórica Villa de San José de Jáchal surge alrededor de una antigua capilla, hoy convertida en monumento Histórico Nacional, por su valioso patrimonio de arte religioso colonial. Se destacan las grandes casonas, testimonios de auge económico económico del siglo XIX, cuando arrieros y comerciantes hicieron del Valle un punto estratégico en las rutas comerciales con Chile.

Frente a la plaza se encuentra el Templo San José, santuario declarado Monumento Histórico Nacional por la tradición que representa en la acción evangelizadora a lo largo de la historia departamental y por poseer un Cristo negro de cuero articulado de origen cuzqueño, siendo su principal atracción.

Cuando el maestre de Campo don Juan de Echegaray fundó la Villa, el 25 de junio de 1751, asignó un solar frente a la plaza para el templo, que se habilitó en 1785. En la sala parroquial, el pueblo y las autoridades juraron, el 15 de agosto de 1816, la Independencia proclamada en Tucumán, y el 9 de julio de 1853, la Constitución sancionada en Santa Fe.

La fachada principal del templo está configurada por tres arcos que sostiene el frontón triangular del pórtico. El templo tiene muros de adobe de 1.20 m. de espesor, y la cubierta es de chapas sobre cabriadas de madera. Un par de columnas centrales dividen el espacio interior en tres naves. La torre fue construida en 1959 y es de hormigón armado.

La Cuesta de Huaco, la Huerta de Huachi, los viejos Molinos Harineros del siglo 19 y la tumba de Don Buenaventura Luna, conforman importantes atractivos turísticos, además del Camping El Vivero en la Villa de San José.

Cada año, en la Fiesta Provincial de la Tradición, se reaviva el sentimiento de arraigo a las viejas costumbres, al legado colonial y criollo que los jachalleros preservan con orgullo.

En el año 2000 fueron declarados monumento histórico nacional los VIEJOS MOLINOS HARINEROS de Jáchal e Iglesia.

Ubicados desde la ciudad de Jáchal hacia el Norte, a lo largo de la Ruta Provincial N° 465 y en la Villa de Iglesia, sobre la Ruta Provincial Nº 436, a 170 kms. de la ciudad de San Juan. Estos molinos ( Antiguo Molino de Escobar o de Iglesia" ," Viejo Molino de Bella Vista", " Molino de la Familia Reyes"; " Molino de Santa Teresa o de Sardiña", "Molino del Alto o de los Garcías", y " Viejo Molino de Huaco o de los Dojorti" y Molino Escobar en Iglesia), testimonian el desarrollo económico alcanzado por San Juan a principios del siglo XX, a partir de la importancia de su producción triguera.

En el más conocido, El Molino de Huaco, aún pueden verse en su estado original los mecanismos de transmisión de fuerza de la rueda del molino, que era accionada por una caída de agua, con piezas de algarrobo negro talladas a mano que se lubrican con pella (grasa de vaca). Junto a los depósitos del molino se conservan partes de la casona rural con su patio central, en la que nació y vivió el poeta Eusebio del Jesús Dojorti Rocco, que fuera conocido con el seudónimo de Buenaventura Luna. La mención del Viejo Molino en su poesía, al igual que el cancionero tradicional cuyano, han hecho de este monumento un ícono de la memoria popular de la región.

FIESTA DE LA TRADICION DE JÁCHAL

Serenatas a la luz de la luna, fogones, comidas típicas, desfiles de carruajes, recitales de conocidos cantantes, elección de la paisana de la tradición, forman parte de esta fiesta que se realiza en el mes de noviembre.

Atrae a gran cantidad de público y los organizadores se esmeran en contratar a grandes artistas argentinos que interpreten la música folklórica de nuestro país. Se realiza en el Anfiteatro Natural Buenaventura Luna.

En esta fiesta se hace una representación del poema de don Buenaventura Luna

el “ Fogón de los arrieros”, que considera un periodo de la historia argentina con un sustento ideológico. Cita  José Casas.197


“Al fogón llega el pueblo conformado por “criollos – nativos”, paisanos, gauchos de todas las distancias del Norte , del sur, los pastores aborígenes, que llegan con su bagaje cultural, su vestimenta y música típica de sus lugares, así están presentes los ponchos calchaquíes, los hijos de las selvas guaraníes, aymarás y diaguitas cantando vidalitas.

También se arriman al fogón patriotas que lucharon por la emancipación y la independencia como Belgrano, Lavalle, Güemes, Pringles, el personaje Falucho y el glorioso padre de la patria el general José de San Martín.

También son convocados al fogón los caudillos federales Juan Facundo Quiroga,


Estanislao López, el Chacho Peñaloza y Felipe Varela, son  invitados a participar tres personajes que hacen a la historia Argentina Don Juan Manuel de Rosas, el General Juan Llavalle y el general Paz.

El poeta que tanto quiso, homenajeó y festejó con sus versos a Huaco, su cuna, su inspiración, es parte de la memoria colectiva, se recuerda al poeta en el cementerio y en una piedra a la entrada del pueblo.  

FIESTA DEL MOLINO VIEJO HUACO, JACHAL

El 28 de Julio en Huaco, coincidente con el aniversario de la muerte de Don Buenaventura Luna se  realiza la  Fiesta Provincial del Molino Viejo de Huaco. En la Fiesta Provincial del Molino Viejo actúan artistas nacionales renombrados, allí se crea un ambiente tradicional donde abunda el aroma a chivo asado, pasteles y choripanes. La fiesta se realiza  en el predio ubicado al lado del molino al cual asisten lugareños y turistas. El Molino de Huaco fue inmortalizado en los versos de Don Buena, especialmente en la canción "Vallecito de Huaco". Según los huaqueños, es considerado su segundo himno. 

El día en que se cumplieron 51 años de la muerte del poeta jachallero , el Molino de Huaco, inmortalizado en sus versos, volvió a funcionar. "Me paso llorando ausencias...",




 

    

© 2014 Diseño web Codigo8.com