TE AYUDAMOS ? - Atencion ONLINE

Gastronomia     Servicios     Alojamiento    Mapas

Jachal


El Departamento J√°chal est√° ubicado al norte de la provincia de San Juan. Limita con los departamentos Caucete, Angaco, Albard√≥n, Ullum, Iglesia,Valle F√©rtil y la provincia de La Rioja. La superficie de J√°chal es de 14.749 km2 y posee una poblaci√≥n de 21.812 habitantes, seg√ļn datos provisorios del Censo 2010.


 

La cabecera departamental es la villa San José de Jáchal, ubicada a 157 kilómetros de la Capital de San Juan. Es una ciudad tranquila, enmarcada en un pintoresco paisaje de valles y laderas. La actividad urbana se desarrolla en torno de la plaza principal, la cual cuenta con numerosas y distinguidas estatuas. A su alrededor, se levantan algunos de los edificios más importantes del departamento: la Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento, el Centro Cultural y la antigua parroquia de San José de Jáchal.

El departamento Jáchal es reconocido a nivel provincial como "tierra de tradición", por la tradición gauchesca que se conserva. Su nombre significa "río de las arboledas" o "tierra o distrito de metales".

 

Historia:

Al norte de la ciudad de San Juan de la Frontera, en el valle de Tulum, existía una amplia zona de límites imprecisos que abarcaba casi la mitad del territorio de la actual provincia de San Juan, (Iglesia, Jáchal, norte de Ullum, Valle Fértil y Calingasta) en la que no se efectuó fundación alguna hasta avanzado el siglo XVII.

J√°chal fue utilizada como zona de paso ya que permit√≠a la comunicaci√≥n entre Chile, Tucum√°n, Alto Per√ļ y C√≥rdoba, a trav√©s de un sistema de senderos que no tocaban la ciudad de San Juan. Sin poblaci√≥n blanca de asentamiento efectivo, las poblaciones ind√≠genas fueron disminuyendo debido a que los encomenderos los trasladaban desde Cuyo hacia Chile. En 1601, se levant√≥ la capilla de San Jos√©, junto al R√≠o J√°chal, constituyendo la √ļnica avanzada en el desierto. La misi√≥n logr√≥ subsistir y constituy√≥ la base sobre la que Juan de Echegaray dar√≠a al pueblo de San Jos√© de J√°chal fisonom√≠a y nombre definitivos.

En 1703, el rey de Espa√Īa Felipe V promulg√≥ una real c√©dula para Chile cuya finalidad fue impedir el abuso de los encomenderos y evitar el traslado de los ind√≠genas, que desde Cuyo se llevaban al vecino pa√≠s, corri√©ndose el riesgo de un futuro despoblamiento. Para ello, se pens√≥ en fundar nuevas poblaciones a fin de reunir los dispersos ind√≠genas, adapt√°ndolos a tareas agr√≠colas. En 1735, se cre√≥ la Junta de Poblaciones en Chile, la que tambi√©n deb√≠a cumplir el fin religioso de evangelizar a los indios.

 

Fundación:

A fines de 1750 el Gobernador, Capit√°n General de Chile y Presidente de la Real Junta de Poblaciones, Domingo Ortiz de Rosas, design√≥ al vecino de la ciudad de San Juan, don Juan de Echegaray, Justicia Mayor y Superintendente de los Pueblos de la Jurisdicci√≥n de J√°chal, encomend√°ndole la fundaci√≥n de una poblaci√≥n en dicha zona, en dependencia directa de aquella Junta y no del Corregimiento de Cuyo ni de las autoridades de San Juan.  As√≠ el 25 de junio de 1751, Juan de Echegaray fund√≥ la actual ciudad de San Jos√© de J√°chal, a cuarenta leguas al norte de San Juan de la Frontera. Seg√ļn consta en el acta de fundaci√≥n hizo convocar a todos los vecinos espa√Īoles, mestizos e indios de los pueblos de esta jurisdicci√≥n y fue obedecido y reconocido por todos por Justicia Mayor. Fue asentado en el mismo lugar que ocupaba la vieja Doctrina y se respetaron las disposiciones hisp√°nicas para su demarcaci√≥n: una plaza mayor, y hacia cada costado tres cuadras separadas por calles de doce varas de ancho, contando en total cuarenta y nueve manzanas; se destinaron solares para la iglesia, casa de autoridades y para c√°rcel de personas. El 14 de abril de 1752 la Junta de Poblaciones aprob√≥ lo actuado por Juan de Echegaray y resolvi√≥ erigir en Villa al pueblo de J√°chal.

El ámbito espacial asignado a Jáchal, que puede deducirse del acta, comprendía, los Valles de Calingasta e Iglesia y, además, Mogna, Ampacama y Bermejo, (Mogna y Ampacama. se negaron a cualquier trato con el Superintendente Echegaray, de quien no aceptaron posteriores mercedes de tierra. Este episodio fue el comienzo del proceso que culminaría con el asentamiento de una nueva población en Mogna dentro de su misma jurisdicción).

Las mercedes reales fueron diseminadas hacia los cuatro rumbos del Valle de Jáchal, diferenciándose en forma de estancias, potreros, potrerillos, aguadas y ciénagas. Dichas tierras debían destinarse al cultivo, a la crianza de animales, constituyendo un complemento para las atractivas explotaciones mineras que ya comenzaban a vislumbrarse.

Tras la muerte de Juan de Echegaray en 1760, desde Chile se nombr√≥ a su sucesor, Juan Gregorio Bustamante, quien se desempe√Ī√≥ hasta 1776.

Producida la creaci√≥n del Virreinato del R√≠o de la Plata en agosto de 1776, comenz√≥ un per√≠odo de transici√≥n en lo referente a la administraci√≥n de J√°chal. Continu√≥ siendo gobernada por un Superintendente designado desde Chile hasta 1778, en que se suprimi√≥ este cargo; J√°chal se convirti√≥ en una Pedan√≠a sujeta a la administraci√≥n de la Intendencia de C√≥rdoba, subordinada a la ciudad de San Juan. El apogeo que hab√≠a caracterizado a la regi√≥n jachallera a√Īos anteriores, desapareci√≥. Se manifest√≥ una reducci√≥n paulatina en la explotaci√≥n minera, a la vez que se fueron diluyendo los esfuerzos por mantener a la poblaci√≥n en vida urbana.

Producida la Revolución de Mayo de 1810, el Cabildo de San Juan envió a dos delegados a comunicar lo acontecido a Jáchal y Valle Fértil: Francisco Pensado y Juan Crisóstomo Quiroga, respectivamente. Los jachalleros adhirieron con todo fervor a la causa.

En los a√Īos siguientes, la administraci√≥n de J√°chal se ejerci√≥ en relaci√≥n directa con la Junta Subalterna de San Juan a trav√©s de jueces ped√°neos, quienes desempe√Īaban m√ļltiples funciones.

El pueblo de Jáchal tuvo una activa participación en la tarea de organización del Ejercito de los Andes. Contribuyó con sus hombres, con sus productos y víveres para el sostenimiento de las tropas de su guarnición.

Jáchal, amplia zona de contacto con Chile, ya que para la época abarcaba todo el extremo noroeste de la provincia, adquirió entonces una enorme importancia estratégica.

La 4¬į Divisi√≥n de Ejercito de los Andes, dirigida por el tucumano Juan Manuel Cabot, tuvo por cuartel general a Pismanta, y el cruce de la cordillera en busca de Coquimbo se realiz√≥ por terreno que en esa √©poca era jachallero.

 

Localidades:  

Las localidades del departamento J√°chal son: San Jos√© de J√°chal; El Fiscal ; El M√©dano; Gran China; La Falda; Pampa Vieja; San Isidro; Tamber√≠as;   Villa Mercedes ¬Ė Huaco- La Falda- Niquivil- Mogna ¬Ė San Roque ¬Ė Tamberias ¬Ė El Medano ¬Ė La Quebrada.

 

San José de Jáchal:

Es la ciudad cabecera, ubicada en el centro oeste del Valle de J√°chal. Es una zona agr√≠cola y monta√Īosa alimentada por el R√≠o J√°chal que baja de las sierras cercanas. Asiento de autoridades gubernamentales y centro administrativo e institucional del departamento, fue fundada por Juan de Echegaray el 25 de junio de 1751.

La Subsecretar√≠a de Cultura y Turismo de la provincia de San Juan decidi√≥ convertirla en la capital sanjuanina de la cultura y la tradici√≥n, ya que durante el mes de noviembre se celebra la ¬ďFiesta Provincial de la Tradici√≥n¬Ē, con espect√°culos que cuentan con artistas locales y nacionales; muestra de artesan√≠as; venta de comidas t√≠picas, entre otros.

Entre sus principales atractivos se encuentran:

 

  • El templo de San Jos√©: el Santuario Arquidiocesano de San Jos√© de J√°chal fue declarado Monumento Hist√≥rico Nacional por la tradici√≥n que representa en la acci√≥n evangelizadora en Cuyo. El templo fue habilitado en 1785 y su sala parroquial fue escenario de importantes acontecimientos hist√≥ricos. Las autoridades del lugar se reunieron all√≠ el 15 de agosto de 1816 para jurar la independencia proclamada por el Congreso de Tucum√°n.

En 1853 tuvo lugar otro encuentro y esa vez el motivo fue celebrar y reafirmar la Constituci√≥n Nacional, sancionada en Santa Fe. El edificio actual fue inaugurado el 8 de septiembre de 1878; posee  muros de adobe y una fachada compuesta por tres arcos que soportan una cabecera triangular. En 1959, el templo fue embellecido con una torre de hormig√≥n armado.

La parroquia se destaca por su valioso patrimonio, en ella se venera a San Jos√©, patrono y protector de la villa, cuya imagen fue tra√≠da desde el Alto Per√ļ en 1690. El templo tambi√©n conserva las im√°genes de la virgen de Cuyo y del Ni√Īo Jes√ļs. Esta √ļltima fue donada en 1784. Pero el principal tesoro de la parroquia es el Cristo Crucificado, una obra realizada por indios cuzque√Īos y tra√≠da desde Potos√≠ a fines del siglo XVIII. Este Cristo conocido como el Se√Īor de la Agon√≠a fue hecho con cuero negro, articulado, y es de tama√Īo natural.

 

  • Museo Prieto: en el museo se resguarda una excepcional colecci√≥n de piezas      arqueol√≥gicas pertenecientes a las distintas culturas que habitaron el suelo sanjuanino.

 

Huaco:

Es conocido popularmente por ser inspiraci√≥n en muchas de las obras del cantautor Eusebio Jes√ļs Dojorti, m√°s conocido como Buenaventura Luna, quien fue el personaje m√°s relevante nacido en la localidad.

Est√° ubicada en la intersecci√≥n de las Ruta Nacional N¬ļ 40 y Ruta Nacional N¬ļ 150, lo que la convertir√≠a en una localidad componente del futuro corredor bioc√©anico, tras la construcci√≥n del t√ļnel en el Paso de Agua Negra (departamento Iglesia), conect√°ndola con el extremo noreste de la provincia, el centro del pa√≠s y los Puertos de Coquimbo en Chile y Porto Alegre en Brasil.

Posee numerosos atractivos, entre los que se destaca la Ruta de los Molinos del Siglo XIX. Adem√°s cuenta con atractivos como:

 

  • La Cuesta de Huaco: est√° acompa√Īado de un recorrido que ofrece geoformas extra√Īas entre las que se encuentran las formaciones rocosas denominadas El C√≥ndor, El Gusano, La Libertad, La Momia, La ventana de Huaco, entre otros.

 

 

  • El Mirador: uno de los espacios m√°s conocidos de Huaco, ubicado a la vera de la Ruta 40. En el lugar hay un busto de Buenaventura Luna, √≠cono de la zona.

 

Villa Mercedes: 

Es el más importante centro poblacional del norte jachallero, 15 km. al norte de San José, cuenta con valiosos atractivos como: parroquia de la Merced; un complejo comunitario que brinda servicios de proveeduría, sanitario, camping y balneario; artesanías al telar y una fábrica de productos regionales como las tortitas jachalleras y el camping municipal El Vivero, ubicado sobre la Ruta Nacional 150, que cuenta con servicios de sanitarios, mesas y parrillas.

 

Mogna:

Es un pueblo ubicado al sur del departamento, con poco m√°s de 100 habitantes,  es sede de una de las celebraciones populares m√°s multitudinarias de J√°chal: la fiesta de Santa B√°rbara de Mogna. Este evento, que se realiza el 4 de diciembre, convoca a m√°s de 20.000 fieles que cabalgan desde la ciudad de San Juan para rendir honores a la virgen. Los festejos cuentan con la participaci√≥n del Obispo de San Juan; la presentaci√≥n de importantes artistas folcl√≥ricos y la degustaci√≥n de las comidas regionales.  Asimismo, la tumba de Martina Chapanay recibe visitantes de todo San Juan. (Martina Chapanay fue una india que luch√≥ en el ej√©rcito de Facundo Quiroga, pas√≥ sus √ļltimos d√≠as en Mogna, donde falleci√≥ en 1887. El lugar de su muerte recibe hoy a visitantes de todo San Juan).

 

Es un lugar desértico con temperaturas extremas, donde el tiempo parece haberse detenido, fue fundada el 11 de agosto de 1753. Antiguamente fue habitada por indígenas y mestizos que se asentaron en las cercanías del Río Jáchal, del que se abastecían de agua para sus cultivos de alfalfa y trigo. En el siglo XIX, la localidad alcanzó su mayor desarrollo en base a la ganadería y la producción harinera.

 

Niquivil:

Se encuentra en una zona con gran variedad de √°rboles, como aguaribay, √°lamos y algarrobos; que conviven con las viejas construcciones del lugar fabricadas con adobe, palos y ca√Īas. Desde la √©poca de la colonia hasta la actualidad, fue un lugar de paso para llegar a lugares como La Rioja, Iglesia y Chile.

Debe su nombre a un cacique, que fue el primero en salir a luchar contra las fuerzas conquistadoras de Juan de Echegaray, que luego sería el fundador de lo que es San José de Jáchal. Su principal atractivo es un monolito en La Aguadita, donde combatió Domingo Faustino Sarmiento.

¬ďPampa del Cha√Īar¬Ē: es una llanura rodeada por cerros donde abundan los cha√Īares que dan el nombre al lugar. En ella se ubican las localidades de Tres Esquinas, Gran China, Tamber√≠as y San Isidro.

 

Gran China:

Existe incertidumbre respecto al origen de su nombre, sin embargo hay versiones que dicen que hace m√°s de cien a√Īos hab√≠a una barraca en donde se abastec√≠a con alimentos a la gente y era atendido por una mujer muy hermosa a la que apodaban China. Tampoco se sabe en qu√© √©poca se asentaron los primeros pobladores, aunque hay escrituras que datan de fines del siglo XIX, que ya hablan de la localidad de Gran China.

La calle principal del pueblo es de tierra y en uno de los extremos est√° el cerro Iclycan, donde abundan vertientes. Tiene 600 habitantes (la mayor√≠a son personas de avanzada edad) y alrededor de 300 viviendas; a las antiguas casonas de adobe se le suman modernas construcciones que empezaron a levantarse en los √ļltimos a√Īos.

El pueblo tiene la escuela Alejandro Fleming, a la que asisten unos 150 chicos. También hay un puesto sanitario y una unión vecinal. Para trasladarse sólo hay remises y servicios de combis. La principal actividad es la agrícola, especialmente la cebolla, se cultivan más de 100 has. y desde hace poco tiempo se empezó con el cultivo de tomate.

 

 

 

Tres Esquinas:

En esta localidad hace m√°s de 100 a√Īos exportaban animales a Bolivia y Chile, criaban vacunos y mulas, luego los arreaban a los pa√≠ses vecinos. El ganado era fuente de

prosperidad para esa localidad jachallera. Incluso sus habitantes consegu√≠an con facilidad carne y verduras, por lo que no hac√≠a falta pedirlas de otras provincias. Sin embargo, desde la d√©cada del ¬Ď40, con el ingreso al pueblo de carne m√°s barata llegada desde Buenos Aires, la ganader√≠a disminuy√≥ hasta llegar a un punto en que el pueblo sobrevive con plantaciones de cebollas y algo de tomates.

La mayor√≠a de sus casas son edificaciones que tienen m√°s de 70 a√Īos de construidas.; son de paredes altas con puertas de madera altas, y zagu√°n.

La  calle principal se denomina Calle Rojas y en ella se encuentra la mayor√≠a de las casas, y tambi√©n es la v√≠a de ingreso a los Molinos Harineros de Garc√≠a  o del Alto al oeste  y Reyes o del Bajo al este.

 

El Médano:

Ubicado a 22 kil√≥metros de San Jos√© de J√°chal, casi en la ladera del cerro, rodeado por enormes zanjones (producto de las crecidas del verano) es una t√≠pica postal jachallera, es como entrar al t√ļnel del tiempo. La calle principal es de ripio con imponentes eucaliptos centenarios en los costados y es donde se encuentra instalada la poblaci√≥n que es de unas 35 familias y la escuela Rub√©n Dar√≠o. En el pueblo hay m√°s de 50 casonas construidas a fines del siglo XIX que permanecen intactas, mostrando la vieja arquitectura, y que son el atractivo tur√≠stico del lugar.

Hasta mediados del siglo XX, esta zona fue una de las más productivas del departamento, con grandes extensiones cultivadas y miles de cabezas de ganado. Actualmente, la agricultura sigue siendo la principal fuente de ingresos de El Médano, principalmente plantaciones de cebolla; pero también hay numerosas chacras, y la mayoría de las casas tienen animales.

 

Entre Ríos:

Ubicado a 20 kilómetros al norte de Jáchal, (tiene un kilómetro de extensión) se llama así porque está entre dos ríos (cuyos cauces están secos): el Río Grande, al este, que lo separa de otro pueblo, La Represa y el Río La Carreta, al oeste, que lo separa de La Legua.

Tiene, aproximadamente, 250 habitantes, la mayor√≠a de los cuales son ni√Īos, mujeres y ancianos, porque la mayor parte de los hombres adultos y de los j√≥venes se march√≥ a la ciudad capital de San Juan, La Rioja, Mendoza o San Lu√≠s en busca de mayores posibilidades econ√≥micas. A excepci√≥n de la capilla, las casas que conforman el pueblo son todas de adobe, con techos de palo y ca√Īa, ubicadas a lo largo de las dos calles en forma de L por las que se ve caminar muchos ni√Īos al mediod√≠a, a la salida de la escuela.

La principal actividad económica es el cultivo de la cebolla ya que la tierra del lugar es muy fértil. Los que no son propietarios, se ganan la vida trabajando la tierra por día. En menor medida también hay gente que vive de la venta de cabras, ovejas y vacas, cuyos corrales se encuentran a la sombra de algarrobos, en los fondos de las casas.

 

La Ciénaga:

Ubicado a 25 kil√≥metros de J√°chal, en √©l viven s√≥lo 3 familias. En la localidad abundan los "nacederos", que son vertientes de agua que dan lugar a una frondosa vegetaci√≥n. Pero son las monta√Īas, que tienen colores entre morados y rojos, las que dan un toque especial. El pueblo puede verse desde la ruta que desemboca en Huaco. En el 2005 la C√°mara de Diputados de la provincia de San Juan sancion√≥ una ley que declar√≥ a La Ci√©naga como √°rea protegida por tratarse de un lugar que re√ļne condiciones naturales que no son f√°ciles de encontrar en otros puntos de la provincia.

En el lugar hay una escuela con Nivel Inicial y Primaria y una capilla que fue construida por los mismos habitantes. Su principal medio de subsistencia es la cría de animales. También tienen chacras y una buena cantidad de frutales.

 

Pachimoco:

Al costado de la Ruta 150 que va desde Jáchal hacia Iglesia está ubicado Pachimoco, un lugar de fácil acceso que se observa a simple vista. Este paraje de 25 kilómetros cuadrados, ubicado a 6 kilómetros del centro de Jáchal, solo cuenta entre sus habitantes a 3 matrimonios.

Es una zona de pie de monte, en donde el R√≠o J√°chal fue arrastrando y dejando restos arqueol√≥gicos, como vasijas ancestrales y puntas de flecha. Por esta raz√≥n, se eval√ļa la posibilidad de declararlo √°rea protegida. Tiene un √°rea boscosa de alrededor de 4 kil√≥metros cuadrados de flora aut√≥ctona compuesta, esencialmente, por algarrobos, jarillas y retamos. Pero tambi√©n hay flora ex√≥tica como pinos y palmeras que, seg√ļn los lugare√Īos, fue introducida cuando construyeron la presa hidroel√©ctrica.

 

San Roque:

¬ďEst√° ubicado al pie del cerro Viejo de San Roque, al Sur de la ciudad de San Jos√© de J√°chal. Es un valle encantado por el tiempo, con construcciones centenarias hechas totalmente en material crudo. La mayor√≠a de los pobladores viven en casonas de palo y barro y en terrenos que les prestan y subsisten con el trabajo de la tierra.¬Ē

A la vera de la Ruta Nac. 40 se encuentra la peque√Īa localidad de San Roque. con la capilla del santo patrono que da nombre a esta poblaci√≥n a la vera de la mencionada ruta dando la bienvenida y el adi√≥s a quienes transitan por estos lugares.

 En esta zona tambi√©n se encuentra el arroyo Agua Negra, bello curso de agua que fluye de entre las piedras y recorre serpenteante hasta su desembocadura en el Rio Jachal, en este lugar el turista puede gozar del verdor de su vegetaci√≥n y la frescura de sus aguas, hay mesas, parrilleros y asadores bordeando el arroyo, sectores para acampar, sanitarios energ√≠a el√©ctrica, una Proveedur√≠a completa y hasta una peque√Īa posada donde descansar..

aquí se pueden realizar caminatas, cabalgatas y ascenciones al cerro del Portezuelo. En los faldeo de este cerro es posible ver distintas explotaciones califeras que se llevan a cabo muchas de ellas realizadas en forma artesanal..

Funciona aqu√≠ la escuela primaria Juan de Echegaray, una uni√≥n vecinal y el club  San Roque que milita en el f√ļtbol jachallero.

 

 

Tucunuco:

Es un pueblo totalmente abandonado desde hace 25 a√Īos, la entrada es dif√≠cil de localizar pues est√° ubicado a mano derecha de una de las casas del ferrocarril, sobre la ruta 40. Existen viviendas que est√°n intactas, una iglesia y una escuela. All√≠ vivi√≥ Federico Cantoni quien construy√≥ una de las casas m√°s imponentes del lugar y Graciela, su esposa, mand√≥ a levantar la iglesia de piedra en 1955.

El pueblo tiene una sola calle bordeada por un zanj√≥n que serv√≠a para encauzar las crecidas del r√≠o. Aunque ya no hay vegetaci√≥n, excepto un bosque de enormes √°rboles secos y el suelo est√° cubierto de espinas, dicen que fue uno de los lugares m√°s verdes de San Juan por la calidad de sus tierras. Se calcula que en la d√©cada del ¬Ď60 habitaron el lugar unas 200 personas y a la escuela asist√≠an 70 chicos.

Fue una regi√≥n eminentemente agr√≠cola con plantaciones de ajo y cebolla; tambi√©n se criaban animales y todav√≠a hay casas que tienen intactos los corrales. Hab√≠a un almac√©n en el que la moneda de cambio era el trueque, porque la gente no manejaba dinero. Pero la actividad agr√≠cola m√°s importante era el cultivo del olivo, que con m√°s de 40 hect√°reas plantadas con m√°s de 80 variedades tra√≠das de distintas pa√≠ses, convirti√≥ al lugar en uno de los complejos oliv√≠colas m√°s completos del mundo. La falta de agua y la crisis de la olivicultura de fines de los ¬í60 (porque el consumo de aceite disminuy√≥), provoc√≥ la emigraci√≥n de habitantes. El problema se agudiz√≥ a principios de los ¬Ď80, cuando la gente empez√≥ a abandonar el lugar por falta de trabajo.

 

Actividades económicas:

La econom√≠a de J√°chal est√° √≠ntimamente relacionada con la producci√≥n agropecuaria en la que se destacan los cultivos de hortalizas (cebolla y tomate), olivos, membrillos y pasturas y, recientemente,  la miner√≠a y el turismo aventura y cultural.

En el oasis del R√≠o J√°chal se desarrolla una importante actividad agropecuaria extensiva. El dique Pachimoco hace llegar el agua del r√≠o a casi todas las localidades del departamento donde la actividad agropecuaria ha tenido un importante crecimiento desde mediados de la d√©cada de 1990.  M√°s de un cuarto del total de la superficie cultivada de J√°chal est√° dedicada a olivos y una superficie similar se destina a pasturas. Siguen en importancia las hortalizas, entre las que se destacan el tomate y la cebolla (tercer producto m√°s exportado de la provincia), los cereales y frutales (con predominio del membrillo). Tambi√©n se practica la ganader√≠a, fundamentalmente de caprinos.

Con un pasado minero arraigado en la actividad rudimentaria de los pirquineros en las peque√Īas minas de Huerta de Huachi, el departamento J√°chal se ha sumado a la producci√≥n minera a escala industrial. En enero de 2009 una empresa canadiense produjo el primer lingote de oro y puso en marcha la mina de oro Gualcamayo, ubicada en la precordillera, a m√°s de 2.000 metros de altitud, al norte del departamento, en la zona de la Quebrada del Diablo. Se trata de un yacimiento ubicado a s√≥lo 10 kil√≥metros de la Ruta Nacional 40, camino a J√°chal. El emprendimiento supone una inversi√≥n aproximada de 150 millones de d√≥lares y tiene una vida √ļtil de 10 a√Īos. La mina tiene reservas por 1,5 millones de onzas de oro, con una producci√≥n anual estimada de 150.000 onzas de oro. Se trata de una explotaci√≥n a cielo abierto con trituraci√≥n de mineral que luego es lixiviado en pilas con cianuro y posterior precipitaci√≥n con carb√≥n activado. Esto permite obtener barras de metal dor√©, que luego van a refiner√≠as.

Por otro lado, el turismo otra de las actividades importante para el departamento considerando los paisajes naturales que permiten realizar excursiones de distinto tipo (monta√Īismo; treking; cabalgatas; pesca; entre otros) y conocer las tradiciones y costumbres de los antepasados como, por ejemplo, trabajar en telares del siglo XIX o elaborar harina en los antiguos molinos.

 

Dique Los Cauquenes: es uno de los paseos más atractivos de Jáchal, posee una represa emplazada a 1.100 metros sobre el nivel del mar, también conocido como Dique de Huaco o Dique de Los Lisos. Es un sitio ideal para compartir un día al aire libre en un marco de espectaculares paisajes y asombrosa tranquilidad. El lago invita a practicar deportes náuticos y a contemplar las variedades de flora y fauna autóctonas. El espejo de agua es especialmente famoso entre los pescadores deportivos por la presencia de los codiciados pejerreyes.

√Ārea Natural Protegida ¬ďLa Ci√©naga¬Ē: es otro de los parajes recomendados en J√°chal donde la proximidad del R√≠o Huaco y la abundante forestaci√≥n, proporcionan el entorno adecuado para la aventura o el descanso. El sitio cuenta con un c√≥modo camping que dispone de proveedur√≠a y pileta de nataci√≥n. Desde all√≠ pueden desarrollarse diferentes actividades como trekking o cabalgatas por senderos monta√Īosos.

Garganta del R√≠o J√°chal: el espectacular ca√Ī√≥n, que se levanta 30 metros sobre el nivel del R√≠o J√°chal, ofrece el m√°s bello e impresionante paisaje para la pr√°ctica del r√°fting y el kayakismo. El estrecho paso se combina con el imparable movimiento del agua para favorecer abundantes r√°pidos y saltos. Con una velocidad m√°xima de 30 a 40 km/h, los gomones permiten sumergirse en este desafiante paseo.

Los Molinos Harineros:

El norte del departamento alberga a una de las mayores riquezas hist√≥rico-culturales de San Juan: los molinos de las familias Reyes, Sardi√Īa, Garc√≠a y P√©rez. Desde que comenzaron a funcionar los centenarios molinos harineros, aument√≥ la cantidad de turistas que llegan al departamento. Las visitas guiadas a estos lugares, que en algunos casos incluyen espect√°culos de luz y sonido, se convirtieron en la nueva atracci√≥n.

Con más de dos siglos de existencia, estas antiguas máquinas resisten el paso del tiempo para atestiguar el desarrollo económico alcanzado por Jáchal del siglo XVIII. Los molinos se levantan como símbolos de un pasado próspero. En aquella época, la producción harinera de la provincia no sólo abastecía el mercado local, sino también los de distintos puntos del país, como Buenos Aires, Córdoba y Tucumán.

Debido a su innegable valor y con el objeto de garantizar su preservaci√≥n, los molinos de J√°chal junto al de Huaco y otros de Iglesia fueron declarados Monumento Hist√≥rico Nacional. Las diversas refacciones realizadas permiten que hoy puedan ser apreciados en todo su esplendor. Una visita a J√°chal no puede relegar la excursi√≥n al circuito de los molinos, un paseo inolvidable que dejar√° un valioso aprendizaje cultural. Es interesante conocer el de Sardi√Īa, donde a√ļn se conserva la maquinaria de madera de algarrobo, el de P√©rez y el molino de Reyes, cuyo origen se remonta a la √©poca colonial.

¬∑  Molino Sardi√Īa: es uno de los conjuntos edilicios m√°s destacados aun en actividad. A la construcci√≥n original fueron agreg√°ndose otros como la habitaci√≥n para los carreros que deb√≠an esperar turno para la molienda. Este molino a√ļn muestra la maquinaria r√ļstica utilizada para mover las "muelas" o prechas que produc√≠an la molienda por una rueda de grandes dimensiones (6 m de di√°metro).

¬∑  Molino de Garc√≠a: verdadera unidad productiva de escala regional, conforma un complejo que contiene la casa del propietario con fachada de estilo italiano, de sobria ornamentaci√≥n, la casa del molinero; anexado a √©ste una f√°brica de fideos.

Huerta de Huachi: surcado por el R√≠o Huachi y rodeado de √°rboles frutales, este lugar posee un microclima especial y paisajes de gran belleza que predisponen al visitante a vivir d√≠as de paz y tranquilidad en contacto con la naturaleza. La huerta est√° forestada con nogales, olivos, vides e higueras y permite las pr√°cticas de los ni√Īos de las escuelas y hogares cercanos. La calma reinante despertar√° los sentidos del visitante que podr√° disfrutar de la naturaleza y de las condiciones ideales que ofrece el ben√©fico micro clima. El sitio indicado para descansar, caminar y observar las diferentes especies que componen la flora y fauna locales.

Vallecito de Huaco: A trav√©s de un sorprendente camino de monta√Īas y de frescos cursos de agua se llega al pintoresco pueblito jachallero de Huaco. Una plaza, una calle principal y las antiguas casas de adobe conforman el sereno paisaje. La belleza que rodea al lugar fue fuente de inspiraci√≥n de uno de los mayores exponentes de la poes√≠a local y nacional: Buenaventura Luna. ¬ďDon Buena¬Ē muri√≥ en 1955 y su √ļltimo deseo fue ser enterrado en su tierra natal. Su tumba se encuentra en el cementerio de Huaco, bajo la sombra de un centenario algarrobo y es uno de los lugares especiales para visitar. (Eusebio de Jes√ļs Dojorti naci√≥ en este peque√Īo pueblo en 1906 y se destac√≥ como poeta y compositor musical. Adopt√≥ como seud√≥nimo el nombre de Buenaventura Luna, un pe√≥n de la familia que ilumin√≥ su infancia con sus largos e interesantes relatos sobre historias del pasado. Despu√©s de incursionar en los diarios y los programas radiales, fue reconocido por sus hermosos versos, en los que supo describir la belleza de su querido vallecito)

El molino viejo de los Dojorti: fundado en 1775 perteneci√≥ a la familia del poeta huaque√Īo; actualmente es el m√°s conocido del circuito de los molinos jachalleros.
En √©l a√ļn pueden observarse en su estado original los mecanismos de transmisi√≥n de fuerza. La rueda del molino era accionada por el agua de un canal cercano, con la ayuda de piezas de algarrobo negras talladas a mano que se lubricaban con grasa de vaca. Los distintos elementos muestran las formas de producci√≥n harinera que se empleaban en aquella √©poca. Junto a los dep√≥sitos del molino se conservan partes de la casona rural con su patio central, en donde naci√≥ y vivi√≥ Buenaventura Luna. La menci√≥n del ¬ďViejo Molino¬Ē en su poes√≠a, al igual que en el cancionero tradicional cuyano, ha convertido a este monumento en un √≠cono de la memoria popular de la regi√≥n.

 


             

¬© 2014 Dise√Īo web Codigo8.com